dilluns, 29 de març de 2010

Carrillo i altres esquerres

Santiago Carrillo está seguro de que en España "hay lugar" para un partido a la izquierda del PSOE, pero no serán para él ni el Partido Comunista de España ni Izquierda Unida.

En una entrevista concedida al Diario de Sevilla, el ex líder comunista considera que los nuevos tiempos invalidan la figura de un partido como el PCE porque "ya no se corresponde a ésta época". Considera que es necesario un nuevo partido que recoja la tradición del PCE, "con el comunismo y el movimiento obrero", pero que critique el capitalismo de hoy, "no el de hace 100 años". Aunque considera que el capitalismo actual es peor que el de aquella época.

Ese partido no será IU, para Carrillo. En esa "nueva izquierda" de la que habla el veterano político, la actual coalición no tiene la suficiente fuerza, en su opinión. "Ha vivido tantas crisis internas que está muy debilitada, en mi opinión haría falta una nueva formación".

Carrillo reivindica, no obstante el papel del PCE en la democracia española, apelando al "prestigio internacional" que tenía, por su papel en la guerra, su lucha contra la dictadura y su evolución al eurocomunismo".

También por su papel en el tránsito a la democracia: "El PCE, desde 1956, había elaborado una política de reconciliación nacional que pasaba por un entendimiento con los reformistas del régimen, como pasó con los movimientos católicos de base".

A su parecer, el PCE siempre había previsto que la Transición sería más o menos como fue. "La ruptura democrática que defendíamos no era una revolución, sino simplemente crear un gobierno provisional para que aprobara una amnistía, legalizara a los partidos, convocara unas Cortes constituyentes y, en el caso de Catalunya, le devolviera el Estatut que tenían en la República".

Carrillo repasó los años de la Transición. "En 1976, antes de las elecciones, distribuimos carnés a 200.000 afiliados en España. El PCE tenía una gran influencia, también en el movimiento obrero a través de CCOO, en la Universidad, en amplios sectores intelectuales... Era el único partido que movía a gente en la calle".

Sin embargo, cree que el PSOE ayudó a arrinconar al PCE. "Cumplió su función histórica", y ayudó a que "el PCE quedará lo más reducido posible". "En eso cumplió una consigna de la OTAN, del imperialismo americano y de la socialdemocracia alemana".